El Inicio de mi éxito

legz-galaula01
Esta linda historia empieza en el colegio cuando cursaba mi último año de estudios (Colegio Salesianos), en dicha oportunidad tomaron el famoso test vocacional. Como todo joven inquieto y deseoso de saber que podría salirme en ese test, sabiendo que indudablemente no me saldría nada relacionado a los números, entre al salón decidido y deseoso de saber que me saldría.
Al finalizar dicho test y luego del tiempo correspondiente para dicha tabulación, llegó el momento de saber cual fue por fin el resultado de ese test. La respuesta fue: Sacerdote, Bombero o Servicio Social. La mofa no se hizo esperar entre mis amigos de promoción. Pues créeme que a mi también me daba vergüenza ir pregonando a viva voz dicho resultado.
Pues bien al llegar al casa, mi padre esperaba con ansias aquella “hojita” donde se deslumbraba un futuro prometedor para su hijo amado. Sentía miedo al mostrársela, ya que era un padre muy estricto (de carrera militar). Así que tome la “hojita” y se la di en sus manos, para luego irme a la cocina con la excusa de ir a tomar algo. Se sintió un silencio sepulcral, mientras conversaba con mi madre en la cocina.
Pasado unos momento escuché: Chino – así cariñosamente me llama hasta el día de hoy mi padre – ¿puedes venir un momento? El trayecto de la cocina a la sala fue el trayecto de mayor adrenalina que viví en aquella linda época. Al llegar tenia al frente una mirada de preocupación absoluta por parte de mi padre, el me dijo: Chino, me encuentro muy preocupado con lo que veo y a la vez muy contento: Serás Militar…exclamo a viva voz, por que lo otro son tonteras hijo mio.
Hoy pasado el tiempo y luego de haber pisado indudablemente la Escuela Militar de Chorrillos, veo con beneplácito que aquel famoso test vocacional no se equivocó en lo absoluto. Hoy mis queridos emprendedores me gano la vida ayudando a muchas personas a llegar a sus objetivos de vida, acompañándolos en dichos procesos de superación personal a través de mis sesiones de coaching y mis conferencias a nivel nacional e internacional de motivación y liderazgo. Si bien es cierto que no soy sacerdote o bombero, indudablemente que sí soy un gran comunicador social con alto espíritu de ayuda social.
Luego de dejar la Escuela Militar por no ser mi vocación plena, empezó el descubrimiento de mi verdadera vocación, pero esa es otra historia, cargada de esfuerzo y dedicación en la lucha por alcanzar un sueño, sueño que hoy veo realizado luego de muchos años de perseverancia, caídas y satisfacciones.
“Si en algún momento de tu vida, piensas que la vida es injusta contigo, déjame decirte que sólo esta esculpiendo en ti la historia de un gran éxito”.
(Extracto de mi libro: Tu eres Maravilloso).

¿Como hallar nuestro propósito de vida?

p80

Muchos pasamos por esta pregunta tan maravillosa, pero no es descubierta a tiempo por muchos. El propósito de nuestras vidas va más allá de una simple pregunta, se trata de descubrir lo que nuestro padre celestial quiere de nosotros, dentro de un plan espiritual perfectamente conceptualizado él desea que seamos felices en este mundo terrenal, pero entonces ¿Por qué no somos felices?…la respuesta radica en que aún no has descubierto tu PROPOSITO DE VIDA, y aquí quiero compartir con ustedes, una fórmula para que puedas descubrir cuál es ese propósito marcado para ti en base a tus talentos:

  • En el nivel más profundo, la raza humana tiene un propósito compartido. Pregúntate “¿Qué es lo que creo que es el propósito de la humanidad?” Visualiza cómo la humanidad necesita crecer y cómo tú quieres crecer. Piense en lo que el ser humano todavía tiene que aprender y lo que tú necesitas aprender. Reflexiona sobre lo que es el propósito que tu compartes con toda la humanidad.
  • Reserva una reunión contigo mismo y analizar estas preguntas, “De 0 a 10, ¿Cuan lleno de vida me siento?” El cero representa “los muertos vivientes”, y el 10 representa “100 por ciento lleno de vida.”
  • Date cuenta de cuan vivo te sientes en tu vida ahora y determinar lo que te ayudará a sentirte más vivo. En particular, nombra específicamente lo que te inspira y qué te motiva cada día.
  • Situado dentro de cada ser humano existe un llamado o vocación a la alegría, y el propósito de tu vida es responder a esa llamada. En este ejercicio, llamado “Cuando soy más feliz,” identifica todas las ocasiones en las que te sientes verdaderamente feliz. Después, reflexiona sobre lo que este ejercicio te ha enseñado acerca de tu verdadero propósito en la vida.
  • “Para descubrir el propósito de tu vida, tienes que dejarte llevar por la necesidad más fuerte, la necesidad de amar”. Si amas lo suficiente, seguramente cumplirás tu propósito en la tierra. Puedes comenzar ahora mismo al escuchar tu corazón, la puerta a tu verdadero ser. Tu corazón sabe cuál es tu verdadero propósito.
  • Crea tu propia tarjeta de negocios. En lugar de escribir tú puesto de trabajo en esta tarjeta, escribe tu propósito en la vida. Él recomienda usar un máximo de tres palabras para nombrarlo. También puedes agregar una afirmación o una declaración de misión.
  • Siempre que te encuentres en una reunión, lleves a tus hijos a la escuela, o esperes por un autobús- trata de siempre estar atento a lo que está pasando a tu alrededor. Esto te ayudará a estar realmente presente y receptivo en tu vida. Tu propósito es algo que vives cada día, y es algo que tú das de tu corazón al mundo.

Reflexiona en la siguiente pregunta: ¿Quién eres tu?, y no me digas, tu nombre o tu profesión, o tu sexo, o que estudiaste, Piensa en el para que estas en esta tierra.

“El auténtico objetivo de la vida es encontrar felicidad y llegar hasta un lugar en el que no estés siempre intentando llegar a otro sitio”.

La Humildad como base del éxito

humildad01

Hace poco tiempo tuve la oportunidad de ser invitado a casa de una persona muy influyente con solvencia económica en mi país y realmente fue asombroso el grado de sencillez y humildad que aprecié en su amada familia. Recuerdo muy claramente la manera en que sus hijas me recibieron…a decir verdad pensé en encontrarme con unas “hijitas de papá”, pero quede maravillado con el trato hacia sus semejantes.

¿Qué tan difícil es ser humilde?…¿Puede más el dinero que tus valores?…¿Hasta qué punto tratas a las personas por su apariencia?. Son preguntas en la cual debes reflexionar, y su respuesta hará de ti una persona grande o desdichada cuando el dinero te dé la espalda. Hace tiempo vivió en este planeta un ser maravilloso dotado de grandes talentos, no tenía dinero pero fue rico en espíritu, no tenía armas pero fue valiente en enfrentar a sus opositores con el arma más letal jamás inventada el amor, de seguro ya sabes a quien me estoy refiriendo.. Así es, me refiero a Jesús de Nazaret, que grandes enseñanzas podemos sacar de su ministerio en esta vida.

Siendo humildes de corazón y no dejándonos llevar por lo externo del mundo, podemos hacer de nuestras vidas una real experiencia diga de ser contada, pero ¿Cómo no dejarte caer en la tentación de la arrogancia?, pues bien compartiré contigo estos tips que estoy seguro te ayudarán bastante cuando sientas que estas a punto de caer en la tentación del Dios dinero:

Jamás…pero jamás, pienses que el dinero es eterno, sólo dura lo suficiente, es más no te lo llevarás a la otra vida.

Trata a los demás como deseas que te traten…es una ley mágica y divina.

Si quieres cosechar…debes de sembrar. El éxito no llega por si sólo y cuando llega debes recordar a todas aquellas personas que estuvieron a tu lado cuando no tenías ni un cobre en el bolsillo y lo mejor de todo es que deberás anteponer tus valores ante todo.

Si mides a las personas por sus vestimentas…te podrás pegar un chasco enorme, al enterarte que esos trajes eran “alquilados”, es decir, sólo era apariencia y dentro de esos trajes sólo había conveniencia e intereses propios.

La vida me enseño que a más humilde seas e imites a Jesús, en la misma medida serás enaltecido y por lo tanto serás recordado siempre como ejemplo de vida.

La humildad hace grande a quien la comparte, y hace indeseable a quien la esquiva.

Espero de todo corazón que llegue a tiempo a ti este mensaje y puedas enrumbar tu vida hacia el lado destinado solamente a los grandes de espíritu.

“El verdadero progreso social no consiste en aumentar las necesidades, sino en reducirlas voluntariamente; pero para eso hace falta ser humildes”. Ghandi