La Humildad como base del éxito


humildad01

Hace poco tiempo tuve la oportunidad de ser invitado a casa de una persona muy influyente con solvencia económica en mi país y realmente fue asombroso el grado de sencillez y humildad que aprecié en su amada familia. Recuerdo muy claramente la manera en que sus hijas me recibieron…a decir verdad pensé en encontrarme con unas “hijitas de papá”, pero quede maravillado con el trato hacia sus semejantes.

¿Qué tan difícil es ser humilde?…¿Puede más el dinero que tus valores?…¿Hasta qué punto tratas a las personas por su apariencia?. Son preguntas en la cual debes reflexionar, y su respuesta hará de ti una persona grande o desdichada cuando el dinero te dé la espalda. Hace tiempo vivió en este planeta un ser maravilloso dotado de grandes talentos, no tenía dinero pero fue rico en espíritu, no tenía armas pero fue valiente en enfrentar a sus opositores con el arma más letal jamás inventada el amor, de seguro ya sabes a quien me estoy refiriendo.. Así es, me refiero a Jesús de Nazaret, que grandes enseñanzas podemos sacar de su ministerio en esta vida.

Siendo humildes de corazón y no dejándonos llevar por lo externo del mundo, podemos hacer de nuestras vidas una real experiencia diga de ser contada, pero ¿Cómo no dejarte caer en la tentación de la arrogancia?, pues bien compartiré contigo estos tips que estoy seguro te ayudarán bastante cuando sientas que estas a punto de caer en la tentación del Dios dinero:

Jamás…pero jamás, pienses que el dinero es eterno, sólo dura lo suficiente, es más no te lo llevarás a la otra vida.

Trata a los demás como deseas que te traten…es una ley mágica y divina.

Si quieres cosechar…debes de sembrar. El éxito no llega por si sólo y cuando llega debes recordar a todas aquellas personas que estuvieron a tu lado cuando no tenías ni un cobre en el bolsillo y lo mejor de todo es que deberás anteponer tus valores ante todo.

Si mides a las personas por sus vestimentas…te podrás pegar un chasco enorme, al enterarte que esos trajes eran “alquilados”, es decir, sólo era apariencia y dentro de esos trajes sólo había conveniencia e intereses propios.

La vida me enseño que a más humilde seas e imites a Jesús, en la misma medida serás enaltecido y por lo tanto serás recordado siempre como ejemplo de vida.

La humildad hace grande a quien la comparte, y hace indeseable a quien la esquiva.

Espero de todo corazón que llegue a tiempo a ti este mensaje y puedas enrumbar tu vida hacia el lado destinado solamente a los grandes de espíritu.

“El verdadero progreso social no consiste en aumentar las necesidades, sino en reducirlas voluntariamente; pero para eso hace falta ser humildes”. Ghandi

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s