Tus días forman tu porvenir


En la medida que vivas tus días, día por día, en esa misma medida estarás construyendo tu porvenir. Es como ir alimentando tu futuro, si te pasas el día haciendo nada productivo, no te quejes luego de haber perdido el tiempo, puesto que el tiempo no perdona y rápidamente pasa sin darte cuenta.

¿Hace cuanto tiempo has egresado de tu colegio?, ¿Hace cuanto tiempo que no ves a tus padres?, ¿Hace cuanto tiempo no eres feliz?. Pues bien todas estas respuestas están dadas en la medida que supiste aprovechar el tiempo que estuviste en el colegio, con tus padres, e incluso en tiempo que duro tu felicidad. Todos tenemos un gran potencial y que esta ahí, para que puedas utilizarlo y aprovecharlo. Parece ayer que terminaste el colegio, parece ayer que viste a tus padres, ayer fuiste feliz. Pero ¿De qué depende sigas siendo feliz?, única y exclusivamente de la actitud que enfrentes la vida.

Tus días forman tu porvenir, no malgastes tu tiempo en cosas sin sentido, aprovecha cada instante de tu vida, y verás como sin darte cuenta, estarás formando un gran porvenir para ti y los tuyos. Los mejores entre nosotros no es que sean más que nosotros sino que saben aprovechar cada instante de sus vidas, recuerda que para llegar a metas grandes, debemos dar pequeños pasos y poco a poco llegar a nuestro objetivo supremo.

“Un día un artesano, tuvo una gran misión, crear una hermosa taza para un Rey, pero esta taza tendría que ser única en su género, así que no escatimó en esfuerzos y detalles, ya que la paga iba ser muy buena,pero tenia un tiempo límite para entregar la taza al rey. Así que empezó su trabajo día por día, pero cada día que avanzaba sentía que no salían las cosas como el quería, así que decidió volver a realizar nuevamente la taza, hasta que saliera como el quería. Ya faltando pocos días para la entrega de la taza al Rey, el artesano decidió descansar y pensó: “He trabajado duro  parejo durante varios días , así que me merezco un descanso, y luego continuaré la parte final de mi obra maestra”.

Pero, el artesano estaba tan cansado que no se dio cuenta del tiempo y cuando despertó, vio al Rey parado frente a él y le preguntó: ¿Me imagino que la taza debe estar hecha?, ya que veo que descansas. El artesano muy nervioso y tartamudeando le dijo: “Mi Rey, estuve trabajando día tras día en su taza, y sólo falta un retoque, así que decidí descansar, me quedo dormido y acabo de despertar con su presencia”. El Rey muy enojado por no cumplir con el tiempo establecido, le dijo al pobre artesano: “En la medida de que me des la taza, en la misma medida será tu recompensa”. Así que el Rey decidió no pagarle nada ya que la taza aún no estaba terminada, y el plazo se había vencido, el artesano por más que rogó al Rey, el Rey no vario su decisión”.

Amigos, el tiempo pasa y no hay forma de dar marcha atrás, trabaja constantemente en tus objetivos de vida, y lucha por ellos hasta alcanzarlos, no te confíes, pensado que luego harás tus proyectos, cuando menos te des cuenta, la vida pasó sin pedirte permiso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s