Factores que afectan el Empowerment en las empresas


Un experimento realizado en estados unidos con dos ratones, al cual a uno se le dejaba libre para que comiera, jugara y tomara agua, mientras que al otro se amarro un cordón. Cuando ambos ratones fueron expuestos a diferentes virus, al ratón que estaba amarrado, que no tenía control sobre su vida, contrajo todas las enfermedades: sus defensas estaban bajas. En otro no fue afectado por virus.

Este experimento demostró que tener el control sobre nuestras vidas nos motiva y nos da salud, cuanto más distribuyamos el poder y la toma de decisiones en la organización, mas velocidad tendremos para responder ante las demandas de nuestros clientes. No solo será mas motivador y saludable para nuestros empleados, sino que además aumentaremos nuestra confianza en la institución, ya que se muestra que la institución les muestra con hechos concretos que confía en ellos.

Todas las concepciones modernas sobre el Empowerment, se basan en el simple precepto de transformar los sujetos de cambio en agentes de cambio, es decir que la cultura organizacional se dirija a que las personas se sientan agentes de sus propios destinos, y no meros objetos articulados por quienes detentan la autoridad. Él autentico poder de conducir a otros reside en el vigor con que estos le confieran a aquellos la confianza, credibilidad y entusiasmo. El valor de la autoridad químicamente pura va desde hace rato en retroceso, y debiera continuar para bien de la humanidad dicha tendencia.

A cambio de la jerarquía debe lograrse mediante la delegación y descentralización efectiva, que las responsabilidades sea asumida por las bases, generando un trabajo mas enriquecido, digno y motivante.
De otra forma, continuaremos con la mesa coja, por una parte haciendo buenos planes de negocio, desarrollando nuevas estrategias, tratando de optimizar el uso de la tecnología, intentando captar nuevos mercados. Pero sin demasiadas certezas que quienes nos acompañan en el logro de tales propósitos, se encaramen en el mismo carro, tratando de avanzar todos para un mismo lado.

Dicho en otras palabras el estar “amarrados” nos hace ser pesimistas, no ser creativos, estar enfermos, tenemos un entorno limitado, baja autoestima, y terminamos frustrados.

Mientras que el estar “libres”, nos hace ser innovadores, creativos, tomar decisiones, ser estratégicos, y estar motivados, lo que produce un aumento en la productividad de la empresa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s