Terápia para parejas (VIII)


EL AMOR NO ES CELOSO

Los celos son los impulsos más fuertes que el hombre conoce, la palabra celos viene del latín “zelus” que significa, arder con un fuego intenso.

Existen dos formas de celos, los legítimos que tienen sus fundamentos en el amor y los ilegítimos que tiene sus fundamento en la envidia.

¿Te cuesta no tener celos de los demás?,  tu amiga es más popular, así que sientes odios hacia ella. Tu compañero de trabajo obtiene el ascenso y no puedes dormir esa noche. Te amargas por su éxito, se dice que a las personas no les molesta que tengas éxito, siempre y cuando no sea mayor que el de ellas.

Los celos se disparan cuando otra persona te eclipsa y obtiene algo que tu quieres. Esto puede ser muy doloroso, según tu nivel de egoísmo. En lugar de felicitar a la otra persona, estas que revientas de cólera y piensas mal de ella. Si no tienes cuidado los celos se meten como una víbora en tu corazón y atacan tus motivaciones y relaciones.

Los extraños no te inspiran celos, más lo que están a tu alrededor si. Además si no tienes cuidado los celos también pueden afectar tu matrimonio. Cuando te casaste se te dio la obligación de convertirte en el mejor anfitrión de  tu cónyuge y el capitán de su club de admiradores. Los dos se transformaron en uno y deben participar del placer del otro. No obstante si reina los celos, cualquier cosa buena que le suceda a sólo uno de ustedes puede ser un catalizador de envidia en lugar de felicitaciones.

Quizas el disfrute de jugar futbol con sus amigos, mientras que ella se queda en casa limpiando, al llegar le cuenta que metió un golazo y ella tiene ganas de meterlo en la red a él.  O quizas a ella la invitan constantemente a salir con amigas mientras que el esposo se queda en casa con el perro. Si no tiene cuidado el sentirá celos de la popularidad de su esposa.

El amor te lleva a celebrar los éxitos de tu conyugue en lugar de sentirte contrariado con ellos. A un esposo amoroso no le molesta que su esposa sea mejor en algo, que se divierta más o reciba mejores elogios, percibe que lo complementa, no que es su rival.

Una esposa amorosa será la primera en alentar a su pareja cuando tenga éxito. Es hora de dejar que el amor, la humildad y la gratitud destruya todo celo que surja en tu corazón. Es hora de permitir que los logros de tu pareja los unan y les den mayores oportunidades para demostrar el amor genuino.

DESAFIO:

“Decide transformarte en el mayor admirador de tu pareja y rechazar cualquier pensamiento de celos, como ayuda para que tu corazón se incline a tu pareja y puedas concentrarte en sus logros, toma la lista de los atributos negativos que hiciste en el capítulo anterior y quemala con discreción, luego dile a tu pareja cuanto te alegra algo que haya logrado hace poco”.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s