Los celos un peligro latente


p106

Aunque culturalmente parece como que nos quieran demostrar otra cosa, los celos no son amor. Escuchamos canciones que nos dicen lo contrario, libros, poemas… pero no debemos olvidar, los celos no siempre son amor, al contrario suelen ser un cúmulo de sentimientos como posesión, falta de autoestima, necesidad enfermiza de controlar a la otra persona…. Y todos estos sentimientos se alejan mucho del amor aunque nos quieran vender lo contrario.

Cómo se puede decir que una persona que coarta a otra, que desconfía sin motivo aparente ni real, que todo lo que haga o diga es bueno para sospechar y crear ideas lejanas de la realidad que lo único que hacen es aportar daño a el que padece los celos y a la persona que se supone que se ama. Todo esto es perjudicial a tres bandas, a las dos personas que forman la pareja y a la pareja en sí.

Si miramos cualquier día el periódico, las noticias de la radio o de la televisión, no hay día que pase sin que se produzca alguna barbaridad relacionada con los celos y esto nos está diciendo que amor, amor, no va a ser, más bien todo lo contrario, así que ¿por qué pensar lo contrario?

Se debe tener bastante claro que las personas no pertenecen a nadie, ni si quiera un hijo pertenece a sus padres, todos somos seres individuales aunque mantengamos relaciones sociales de diferentes índoles y nadie puede creerse con el derecho, ilógico por otro lado, de ser poseedor de nadie.

No se puede obligar a nadie a pedir explicaciones de qué hace o deshace, dónde está o con quién, sino que hay que tener la suficiente confianza para no dudar y esperar a que la otra persona nos cuente por sí misma sus cosas. Por supuesto cuando los celos rondan cerca, da igual lo que nuestra pareja nos cuente porque siempre estará la duda de si nos estará mintiendo. Todo esto lleva a un círculo vicioso, cuanto más persigue, agobia y más deseos de control tiene la persona celosa, más querrá separarse de su lado la persona amada. Así que o se rompe este círculo vicioso o se romperá irremediablemente la pareja.

Cómo controlar los celos

1. Evita pensamientos destructivos, intenta sustituirlos por otros de seguridad y confianza que ayuden a frenarlos.

2. Procura ser más tolerante y dejarle su espacio a tu pareja

3. Comenta lo que te ocurre a algún amigo de confianza y pídele consejo.

4. Reflexiona sobre lo que te ocurre e intenta aclarar tus ideas.

5. Evita utilizar amenazas, habla claramente de lo que te ocurre, no te ciegues con la rabia e intenta buscar soluciones al problema.

6. Evita echar la culpa a alguien de lo que te ocurre.

7. Evita ser trágico a la hora de asumir los celos: esfuérzate en apreciarlos como síntoma de amor verdadero y prevenirlos cuando se descontrolan y vuelven dañinos.

“Se debe tener bastante claro que las personas no pertenecen a nadie, ni si quiera un hijo pertenece a sus padres”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s