Si no se abrió, no era tu puerta

No te sientas mal mi reina bella, muchas veces creemos que esa puerta «por fin» se abriría para ti y se vuelve a cerrar o quizás realmente nunca se abrió. ¿Sabes algo? La felicidad en tu vida no tienes que buscarla afuera, empieza por amarte a ti primero, te aseguro que sólo así acuñaras aquellaSigue leyendo «Si no se abrió, no era tu puerta»

Decir adiós

Cuando una relación de pareja llega a su fin, no hay nada como meditar en lo vivido. Muchas veces vendrá a tu mente el deseo de volver, querer que otras personas intervengan y ayuden a que esa persona regrese, y si eso pasa será solo una ilusión pasajera, pues lo que no es para uno,Sigue leyendo «Decir adiós»