SEGUNDO TRAJE (Lección de humildad)

Cierta vez un hombre visitó a un consejero y el relató su problema: «Soy un sastre. Con los años gané una excelente reputación por mi experiencia y alta calidad de mi trabajo. Todos los nobles de los alrededores me encargan sus trajes y los vestidos de sus esposas. Hace unos meses recibí el encargo másSigue leyendo “SEGUNDO TRAJE (Lección de humildad)”