¿CON CUANTA FACILIDAD TE IRRITAS Y TE OFENDES?

Parece que se está convirtiendo en una constante estar a la defensiva en toda discusión de pareja, cuando en realidad no deberías reaccionar de esa manera, pues lo único que lograr es encender la pelea. Si se aman realmente las discusiones no deben pasar a pelea jamás. Uno de los motivos por los cuales unoSigue leyendo “¿CON CUANTA FACILIDAD TE IRRITAS Y TE OFENDES?”